Desde 1947 estas tierras han sido testigos fehacientes de tres generaciones de vitivinicultores que han demostrado porque estas tierras siguen produciendo la vid de mejor calidad y una rica variedad en uvas que permiten la elaboración de excelentes vinos.

Hemos observado como con el paso de los años la evolución de generosos viñedos ya característicos de esta noble región. Comenzaron dando excelentes uvas en nuestro valle, San Vicente para posteriormente darle buenas cosechas también al valle de Santo Tomas y cruzando Ensenada esta bondadosa fruta encontró en el valle de Guadalupe una tierra tan fértil como la nuestra, convirtiendo los tres valles a esta región como la zona vitivinícola más importante de México.

Con orgullo podemos decir que la ahora llamada “Antigua ruta del vino” comenzó con nosotros. Partiendo de nuestra vinícola y nuestro valle, buscando camino hacia el norte.

Quedamos a 20 minutos del poblado de San Vicente Ferrer en el kilómetro 105. Nuestras viñas están ubicadas en el extremo sur de la ruta siendo las más cercanas a la costa, otorgandoles una combinación de terreno y humedad que da como resultado el sabor tan característico de las uvas del Rancho Rincón de Guadalupe.

Hoy en día la evolución natural de las cosas coloca a esta “Ruta del vino” en sentido inverso, sin embargo seguimos perteneciendo a ella siendo su extremo sur, en un principio, el origen.